ante el espejo
Poema de Nochebuena
24
Diciembre 2016

Poema de Nochebuena

 

Te lo pido temblando, como un niño:

 

Guárdame para mí una “nochebuena”.

 

Que haya nieve en los montes, ¿no te gusta?

 

¡Pero nieve de veras!

 

Sin Navidad, diciembre sería triste,

 

aun en tu mismo cielo. Cuando muera,

 

tenme una rosa, un pájaro, un arroyo…

 

Tenme una “nochebuena”.

 

En el blando paisaje de tus tardes,

 

debes sentir nostalgia de la tierra.

 

Si encontraras un sueño de pastores,

 

¿volverías a la cueva?

 

Y en el cielo, ¿no ponéis nacimiento?

 

Allí están las figuras verdaderas.

 

Pero Herodes no puede entrar al cielo,

 

ni el asnillo, ni ovejas, ni el buey, ni los camellos de los magos…

 

¡Es suficiente un niño que se besa!

 

Te lo pido temblando como un niño:

 

¡Guárdame para mí una “nochebuena”!

 

Juan Antonio Paredes

 

3379837ead2384500fc07ed02c8af548.jpg