ante el espejo

 

Implícame, Jesús,

 

con la causa de los pobres.

 

Implícame con esta causa, que es la tuya.

 

Implícame, complícame, replícame,

 

cuando ponga argumentos

 

para escabullirme de la acción.

 

La inteligencia sin amor te hace perverso.

  

La justicia si amor te hace implacable.

  

La diplomacia sin amor te hace hipócrita.

  

El éxito sin amor te hace arrogante.

 

Hay muchos regalos valiosos que no cuestan un céntimo y que esté a nuestro alcance el hacerlos: Por ejemplo, proponemos estos ocho.

3379837ead2384500fc07ed02c8af548.jpg