ante el espejo

"Son cosas chiquitas. 
No acaban con la pobreza,
no nos sacan del subdesarrollo,

Será porque tres de mis más queridos amigos se han enfrentado inesperadamente estas Navidades a enfermedades gravísimas. O porque, por suerte para mí, mi compañero es un hombre que no posee nada material pero tiene el corazón y la cabeza más sana que he conocido y cada día aprendo de él algo valioso.

Los niños y los inmaduros sólo conocen "todo o nada"; el hombre adulto sabe que lo único real es siempre "algo".

3379837ead2384500fc07ed02c8af548.jpg