ante el espejo

 

Señor, si una nota dijese:

 

yo solo no hago melodía,

 

no habría música.

 

Cada ser humano es una posada,

 

que a diario recibe la inesperada visita

 

de un nuevo huésped.

 

Permito que la gratitud sea mi guía.

 

3379837ead2384500fc07ed02c8af548.jpg