blog

 

Tenía 69 años recién cumplidos, una mujer de la edad primera, tres hijos, tres nietos, dos pulmones comidos por el cáncer, el candado de la morfina, los días contados y ningún miedo.

  

Ningún miedo a derrumbarse.

  

Ni a las despedidas.

  

Ni a hablar de su muerte después de muerto.

 

Tiene 90 años, se llama Jean Pierre Schumacher, y, de los dos cistercienses que sobrevivieron a la matanza de 1996 en el monasterio de Tibhirine -en el Atlas argelino- es el único que sigue vivo: reside junto con otros cinco religiosos en un monasterio de la ciudad marroquí de Midelt.

  

"Este es un país muy variado: la montaña, las llanuras, el mar, los ríos... Lo primero que nota la gente de fuera es la acogida de los marroquíes, y no hay ningún problema por tener una religión distinta: nos aceptan como hermanos", explica el padre Jean Pierre en el monasterio de Nuestra Señora del Atlas, en Midelt, una ciudad de unos 35.000 habitantes ubicada entre el Medio y el Alto Atlas.

Una tarde de Julio de este año muy señalada, la noche Talithakum en Mollina cuyo lema ya es toda una invitación a quedarse para siempre con Ixcís "Unidos en la fe", me acerqué a Fermín para invitarlo con su grupo a que nos acompañara para celebrar los quince años de vida sacerdotal de nuestro Párroco Francisco Sánchez Sánchez.

3379837ead2384500fc07ed02c8af548.jpg