cuentacuentos

 

Una vez un hombre rico le entregó una canasta con basura a un hombre pobre. Este sonrió y corrió con la canasta, la vació, la lavó, la llenó de flores y se la dio de vuelta. El hombre rico se asombró y le preguntó:

 

Un discípulo llegó a lomos de su camello ante la tienda de su maestro sufí. Desmontó, entró en la tienda, hizo una profunda reverencia y dijo:– Tengo tan gran confianza en Dios que he dejado suelto a mi camello ahí afuera.

 

Un gran músico tocaba el concierto de violín de Beethoven en Nueva York. Había sufrido la polio cuando era niño, afectando gravemente a sus piernas. Aquel día atravesó el escenario con sus muletas con mucha dificultad. Se puso el violín bajo la barbilla y señaló al director de la orquesta que podía empezar. Pero entonces ocurrió algo.

3379837ead2384500fc07ed02c8af548.jpg