Bienaventuranzas de la familia

Dichosos los padres que aceptan el aprendizaje diario  porque logran un crecimiento sostenido.

Dichosos los hijos que tienen libertad de expresión porque ellos amarán en libertad.

Dichosos los padres que corrigen sus errores  porque construyen la armonía.

Dichosos los hijos que aún en la riqueza  son educados con dignidad y humildad, porque entenderán al desprotegido.

Dichosas las familias que sin decir siempre no, logran el diálogo franco, sabiendo a donde quieren llegar.

Dichosos los padres que logran autoridad ejerciendo el perdón  porque serán perdonados.

Dichosos los hijos que son educados en la diversidad de roles porque podrán gozar de la vida.

Dichosos los padres que han cambiado palabras hirientes  por abrazos y cariño  porque serán amados.

Dichosos los hijos que comprenden sus derechos y obligaciones porque tendrán confianza y autoestima.

Dichosas las familias que viven sus relaciones desde Dios, acercándose a la imagen de su Creador y encuentran en el amor de Dios el estímulo de cada día.

0
0
0
s2smodern