Brazos de Dios

Durante la segunda Guerra Mundial un pueblito de Alemania había sufrido un atentado. Todo había sido destruido, entre otras cosas una Iglesia, la única del pueblo.

El jefe del ejército ordenó a los soldados que buscaran entre los escombros a ver si había algo de valor que perteneciera a la Iglesia. Y los soldados así lo hicieron. Buscando entre los escombros encontraron partes de algo que se parecía a una imagen de Cristo en la cruz, fueron uniendo los pedazos que iban encontrando unos por un lado otros por el otro y casi la armaron toda. Y digo casi porque estaban todas las partes de Jesús menos sus brazos.

Entonces los soldados ya sin saber dónde más buscar, fueron a comentarle esto al párroco de esta iglesia. Le sugirieron construir otra y no poner esa; o hacerle unos brazos nuevos. Pero el Padre, después de pensar un rato, les dijo: - No, cuélguenla así como está -.

Así lo hicieron y debajo colocaron un cartel que decía: “A PARTIR DE AHORA, DIOS CUENTA CON TUS BRAZOS”

0
0
0
s2smodern