El gato y los tres ratones

“Había una vez un gato con hambre y había tres ratones, uno blanco, uno negro y otro manchado, los tres bien escondidos. El gato pensó:

-¿Qué puedo hacer para comérmelos? Las patas no me caben en los agujeros. ¿Qué haré?

Entonces el gato se acercó en silencio al primer agujero y susurró:

-Ratoncito blanco, dice el ratoncito negro que tú eres un bribón.
Y luego se arrimó al negro y le dijo:

-Dice el ratoncito blanco que tú eres un cobarde.
Y al tercero le dijo:

-Ratoncito manchado, dicen los otros dos que tú eres el más imbécil de los tres.

¿Y qué hicieron entonces los ratones? Lo mismo que nosotros. Salieron de sus agujeros y comenzaron a pelear entre ellos. Y acabaron tan cansados que ni fuerzas tenían para correr y esconderse. Entonces vino el gato, los agarró uno por uno de la cola y ¡zás!... se los tragó.
Eso es lo que quieren hacer esos romanos invasores con nosotros”.

Del libro “Un tal Jesús”, José Ignacio y María López Vigil

... y eso es lo que ocurre en nuestras comunidades cuando estamos desunidos y divididos.

0
0
0
s2smodern