La humilde zarza

Un hombre preguntó una vez a un rabino:

El rabino contestó: