Diamantes

Cuentan que una vez un hombre caminaba por la playa en una noche de luna llena, mientras pensaba en su vida y reflexionaba…

" Si tuviera un coche nuevo, sería feliz"
" Si tuviera una casa grande, sería feliz"
" Si tuviera un excelente trabajo, sería feliz"
" Si tuviera una pareja perfecta, sería feliz"

En ese momento, tropezó con una bolsita llena de piedras y empezó a tirarlas una por una al mar cada vez que decía: "Sería feliz si tuviera..."

Así continuó pensando en todo lo que no tenía y que por lo tanto impedía su felicidad. De pronto se dio cuenta de que solo le quedaba una piedra en la bolsa y la guardó.

Al llegar a su casa y vaciarse los bolsillos vio que aquella piedra, era un diamante muy valioso.

¿Te imaginas cuantos diamantes arrojó al mar sin apreciarlos?

0
0
0
s2smodern