Sale «Muéveme», libro escrito por Fermín Negre (Ixcís)

Primero, fue canción y ahora se ha convertido en libro.

Aquí un extracto de la entrevista que le hicieron sobre el libro en la web de la diócesis de Málaga:

1.- Muéveme es el título de su nueva obra. Cada vez que veo su portada viene a mi memoria la canción que tanto cantamos, por cierto, en la experiencia vocacional Monte Horeb, en nuestra diócesis. ¿Por qué ese título?

Como cuento en el autoprólogo del libro -el prólogo me lo ha regalado el jesuita José Mª R. Olaizola-, «el pez me representa. Está en continuo movimiento. Es resbaladizo, parece que va para allá, pero de repente hace un regate y se marcha en otra dirección. Se escabulle y hace movimientos súbitos. Continuamente en el agua. Es su hábitat. Vive, existe, se mueve en el agua. De profundidades, de bancos de peces, de escamas y espinas, de libertades, rocas y fondos, de olas y quietudes». Y otro pez -Ixcís- lleva muchos años cantando «Muéveme», el deseo de que no nos muevan los hilos de este mundo, sino el Espíritu de Dios. En el fondo, todo el libro es una invitación a dejar que Él mueva nuestros pasos en la vida.

 

2.- Un libro que se gestó en la pandemia, ¿es así?

Así es. Yo andaba escribiendo otro libro. En el momento duro del confinamiento me pedisteis desde la delegación de medios que comentara el Evangelio de lunes a sábado para la web diocesana. Cuando me quise dar cuenta, tenía un montón de material que había rezado y meditado. Le di una vuelta de calcetín y en vez de comentarios al evangelio se convirtió en un libro cóctel donde toco muchos temas diferentes a través de vivencias personales, inquietudes, reflexiones, anécdotas pastorales y un puñado de cuentos y oraciones, con humor y con amor.

 

3.- "El corazón de la sandía", "Sin cita previa", "La tienda de abajo", “Mi primer espárrago” son algunos de los títulos de los capítulos, ¿es una forma de abajar y llevar el evangelio con el lenguaje de hoy?

Son títulos que responden a experiencias de mi propia biografía que, contempladas mucho tiempo después desde la mirada de la fe, te devuelven la hermosura de descubrir el paso de Dios en cada minúscula historia que has vivido. Nuestra propia vida es un yacimiento inagotable de la presencia de Dios y de su palabra. Con perspectiva uno ve cómo la mano de Dios ha estado acompañándote siempre, unas veces para empujarte, otras para levantarte y siempre para sostenerte. En cuanto al lenguaje, así lo explico en una de las páginas del libro: «Mis referencias son el Evangelio, la sociedad en la que estamos inmersos, la Iglesia que nos ha tocado vivir, el lenguaje de las nuevas tecnologías y pinceladas variopintas de mi propia vida. Y me encanta aderezarlo todo con citas. Soy mucho de libros, música, deportes, periódicos y películas, y amante de explorar nuevos vocablos». Un poco de todo eso es lo que te vas a encontrar...

Disponible en Internet y en las librerías, especialmente de temática religiosa.

0
0
0
s2smodern